USO DE CPAP DURANTE LA INFECCIÓN POR COVID 19

En caso de que usted esté diagnosticado de apnea de sueño y tenga que estar en aislamiento por sospecha o infección confirmada por Coronavirus, a continuación puede leer una serie de recomendaciones a tener en cuenta:

Habrá podido leer que no se aconseja el uso de CPAP durante una infección por COVID. Pues bien, la única razón por la que el uso de CPAP durante una infección por COVID no se aconseja es por la posibilidad de aerosolización de las partículas que emite la CPAP al ser usada por un paciente positivo y que pueden contagiar a la persona que pueda dormir al lado, pero no porque el uso de la CPAP sea contraproducente durante una infección por COVID. De hecho, en los pacientes graves, el tratamiento que se les administra para conseguir una mejor oxigenación es una CPAP. Por tanto, las indicaciones a tener en cuenta son:

Si el paciente vive solo o no comparte con nadie el dormitorio, puede usar la CPAP durante la infección o convalecencia como lo hace habitualmente. En caso de compartir el domicilio con otras personas, se aconseja ventilar adecuadamente el dormitorio y extremar al máximo las medidas de higiene del equipo, lavando a diario la mascarilla y el tubo con agua y jabón y una solución desinfectante, como lejía diluida, dejándola que seque perfectamente.
Si el paciente tiene que compartir dormitorio con alguien que no ha pasado la enfermedad, no se aconseja el uso de CPAP por el riesgo de contagio durante el tiempo que dure el aislamiento. En caso de que sea imprescindible su uso y no pueda prescindir del tratamiento durante ese periodo (14 días habitualmente aunque puede ser mayor), se recomienda contactar con la empresa suministradora de terapias respiratorias para que modifique el circuito del paciente por una mascarilla oronasal sin fuga, se añada un filtro antivírico y se use una fuga externa, a fin de minimizar (que no evitar) la posible aerosolización de partículas. No obstante, esto sólo se haría en caso de que sea imprescindible su uso. El hecho de no usar la CPAP durante unos días puede provocar que se sienta más cansado, con mayor somnolencia, dolor de cabeza o con peor descanso nocturno, como le ocurría antes de comenzar con el tratamiento. Estos síntomas desaparecerán al retomar el tratamiento.

abril 9, 2020

Nosotros

AETS - Bienvenidos a la web de la Asociación Española de Técnicos de Sueño.

secretaria@aets.org.es
SOCIAS/OS

#QuédateEnCasa

X